Spanish English French

Testimonios

Diego Alejandro

Diego Alejandro es un niño de un año y diez meses que nació con labio leporino y paladar fisurado, una de las malformaciones físicas más comunes en Puerto Rico. Llegó a la Fundación de Niños San Jorge con tan sólo un mes de nacido gracias a una amiga que le habló de nuestros servicios. Al día de hoy ha sido operado en tres ocasiones y ha recibido múltiples evaluaciones y consultas con especialistas.

A pesar que su condición afecta directamente el proceso habla de quienes la padecen, a su corta edad, Diego es un niño muy parlanchín que disfruta de cantar y bailar cada vez que oye música. Además de compartir con sus primos, también le gustan los animales y los carritos.

 

 

Juan Francisco Hernández José

¡Hola!

Soy Juan Francisco Hernández José. Tengo 9 años de edad y estoy en cuarto grado.

Esta es mi historia….

Desde los 2 años de edad tengo diabetes tipo 1. Esto no es fácil. Para mí los diabéticos somos niños diferentes porque tenemos que vivir inyectándonos y comiendo una dieta para toda la vida para que nuestra salud mejore.

Gracias a mis padres que me hicieron miembro del Centro Pediátrico de Diabetes. He estado bien porque comparto en diferentes actividades con otros niños que tienen la misma condición que yo.

Los campamentos de verano son una experiencia muy linda. Aprendemos cosas nuevas y como cuidarnos. Conocemos otros niños con la misma condición y personas que nos ayudan para que todo salga bien. Nos dan charlas y consultas de seguimiento para nuestra salud.

Gracias al Centro Pediátrico de Diabetes y a todas las personas que lo forman por lo que ellos hacen por los niños como yo que tenemos diabetes.

 

 

MI PASO POR EL SAN JORGE CHILDREN’S HOSPITAL

Me llamo Noraida Sarriera, tengo 22 años y esta es la historia de mi paso por el hospital San Jorge. A los 3 días de nacida fui diagnosticada con “Sickle Cell Anemia”, una malformación celular de los glóbulos rojos.

Al tener esta condición, fui tratada en el área de Oncología del Hospital, siendo mi primera hospitalización a los 6 meses de nacida. En el Hospital, fui atendida por el grupo de Hematólogos-Oncólogos del Dr. Luis A. Clavell y la Dra. Myrna Figueroa, quién desde un principio fue además de mi doctora, mi segunda madre. Desde ese momento, mi mamá tomó la decisión de atenderme siempre con todos los doctores especialistas y el resto del personal de San Jorge.

Con el pasar de los años, mis hospitalizaciones eran cada vez más largas ya que mi enfermedad iba avanzando. San Jorge, se convirtió en mi segundo hogar y todo el personal pasó a ser mi segunda familia, el personal tanto de médicos, enfermeros de todas las áreas (Intensivo, Cirugía, Cirugía Estética, Pediatría General, y Rayos X), todo el personal del área de Oncología, que fue el área donde siempre me atendí, desde la supervisora, la Sra. Milagros Rivera, las secretarias y todo el personal que allí labora), médicos especialistas, administración, incluyendo al Administrador, el Sr. Domingo Cruz, el cuál es una persona respetable, distinguida y gran ser humano, conserjes, el personal de Dietas, y toda persona que trabajara en el Hospital.

 

En los 21 años que estuve formando parte de esta gran familia, se vivieron muchas cosas buenas, ya que el hospital es reconocido por llevar siempre alegría a los pacientes con visitas de sinnúmero de artistas, atletas, reinas de belleza, hasta políticos. Puedo recordar como todos los años se llevaba a cabo el Encendido de la Navidad, y celebrando así todas las ocasiones especiales y actividades de motivación para los padres de los niños que allí se atienden, y otras que actividades que no eran tan agradables, puesto que, eran ocasiones y momentos difíciles para los padres, familiares y pacientes por diversas situaciones que pasaban durante los tratamientos.

Con todas estas experiencias, tengo que decir que este Hospital, no sólo es un Centro de Salud, sino que también, cada una de las personas que lo compone lo hace ser parte en la recuperación de cada niño. Se unen, en las alegrías y en las tristezas de cada niño y sus familiares, y te brindan el mejor servicio y siempre el personal dispuesto a ayudar.

Para el tiempo que me encontraba en “High School” se me hacía muy difícil poder realizar mis estudios y eso era una gran preocupación para mí y no me permitía mejorar mi salud. Por esta razón, tuve la oportunidad de formar parte de la Fundación de Niños San Jorge. Gracias a esta Fundación y todos los que la componen, comenzando con su director ejecutivo, el Sr. Gilberto Guasp, el coordinador educativo el Sr. Christian Ramírez, su Junta Directiva, maestros del Dpto. de Educación. Gracias a cada uno de ellos logré terminar mi cuarto año y por eso pude continuar mis estudios. Actualmente, me encuentro estudiando Administración de Empresas en la Universidad Interamericana. La Fundación, no sólo provee ayuda educativa a los pacientes, sino que también que ayudan económicamente a sufragar los gastos de los tratamientos. Es una fundación sin fines de lucro que ayuda y seguirá ayudando a muchos más, así como lo hicieron conmigo.

 

Llegó un momento de mi vida que el ir al hospital ya no me importaba porque ya todos eran parte de mí, lo que permitía que las hospitalizaciones fueran placenteras, ya no los veía como empleados, ni doctores sino como una familia. Estando hospitalizada, tuve la oportunidad de conocer a muchos artistas reconocidos, tales como: Shakira, Ednita Nazario y Chayanne, atletas como Jose Juan Barea, Carlos Delgado e Igor González, personajes de televisión y hasta políticos como Jorge Santini y el Gobernador Luis Fortuño junto a su esposa Lucé Vela.

Tanto el Hospital, como la Fundación cuentan con la ayuda de muchas personas súper importantes, distinguidas y compañías reconocidas debido a que verdaderamente es un Hospital que siempre da más de lo que puede.

Tengo que decir que el haber sido parte del Hospital San Jorge por estos 21 años de mi vida, fue lo mejor que me pudo haber pasado. Es con este breve testimonio que quiero dejarles saber que sus hijos en este Hospital no pueden estar mejor atendidos. Yo, como paciente que fui no me arrepiento de haberlo escogido al San Jorge Children’s Hospital como mi hospital.

 

Jackson Nevarez Vázquez

Hola mi nombre es Jackson I. Nevarez Vázquez, actualmente tengo 19 años, de los cuales los últimos cinco años me los he pasado visitando constantemente el Hospital, pero no cualquier hospital sino el mejor de todos. Este es el San Jorge Children’s Hospital, donde siempre me tratan como si fuera mi propia casa, desde el personal de mantenimiento, hasta el más grande ejecutivo como lo es el Sr. Domingo Cruz.

Bueno, mi historia comenzó en Sala de Emergencias un 30 de noviembre de 2007, donde llegué con una fiebre de 40˚ la cual no me bajaba, pero por un CBC y un resultado de orina me dieron la alerta de que algo se encontraba mal conmigo.

Luego de seis meses, me volvieron a hospitalizar y es en esta hospitalización que me ocurrió lo que nadie se imaginaba, me dio una parálisis desde los pies hasta la cabeza ocasionándome un derrame cerebral y afectando el lado izquierdo de mi cuerpo.

Eran las 8:00 de la mañana cuando me visitaba mi doctora, a la que le agradezco todo, la Dra. Enid del Valle, mí Reumatóloga, siendo ella la que dio la alerta de que nada estaba bien conmigo, dando el seguimiento con los Intensivistas para que me vinieran a examinar.

Luego de varios exámenes y estudios tales como: Placas, Doppler, Sonograma Renal, MRI y CT Scan todo estos y muchos más me subieron a Intensivo y como a las 6:00 de la tarde de ese mismo día, el Dr. Gilberto Puig, Intensivista, decidió que tenían que trasladarme para otro hospital ya que todo se había complicado y necesitaba un Neurocirujano, fue un día muy Intenso.

Se dio el traslado, me fui muy grave del Hospital San Jorge, luego de tres meses de ausencia; regresé al Hospital San Jorge, donde muchos de los que me volvieron a ver sólo lloraban de alegría de verme nuevamente ya que fueron unos meses muy intensos.

Ya con un nuevo diagnostico, lo que me dio aquél 16 de julio de 2008, fue el Síndrome de Guillain-Barré, más un derrame y el Lupus activo. Pero ya han pasado 5 años de todo eso, ya nuevamente estoy de pies.

YGracias a Dios, que ha estado conmigo siempre y agradeciendo a la Dra. Enid del Valle, al igual que a un gran grupo de profesionales de la Salud. Hoy en día estoy estable, camino nuevamente, tengo de vez en cuando que volver al Hospital para tratamiento. Pero es muy placentero volver, tienen un personal muy profesional y cariñoso; también no puedo olvidar al personal y enfermeras de Cirugía Estética que siempre están muy pendiente de mi recuperación. Yo estoy muy agradecido de todos, son todos muy valiosos para mi vida.

También a la Fundación de Niños San Jorge, que son parte fundamental de mi vida, ellos me ayudan en todo desde medicamentos, evaluaciones médicas, equipos médicos, hasta me han ayudado con mis clases para no perder ni un día de clase pudiéndome así graduar de cuarto año, gracias a su programa. Espero que mi historia sea muy provechosa para ustedes y para todas las personas que visiten esta página.

Gracias a todos,

Jackson I. Nevarez Vázquez y Alhery’s Vázquez (Madre).

 

Testimonio de Francisco


Mi nombre es Francisco Gabryel. Tengo siete años y a los cuatro meses de edad me diagnosticaron con Microsomía Hemifacial Izquierda. Mi condición requiere cuidados con varios especialistas, incluyendo cirujanos plásticos para la corrección de mi oreja izquierda debido a su malformación física y los problemas de audición que esta ocasiona.

Desde el año 2008 soy participante de la Fundación de Niños San Jorge y el pasado mes de noviembre 2012 tuve mi primera intervención con el Dr. Walton y el Dr. Debs entre otros. Estoy sumamente alegre, pues ya faltan sólo dos cirugías más.

Por medio de la Fundación he podido participar de muchas actividades, como el campamento de verano que tanto disfrute y que deseo seguir participando ya que soy muy sociable. Me gusta mucho compartir, bailar y actuar. En fin, a pesar de mis limitaciones la Fundación me ha enseñado que todos los niños somos iguales sólo que Dios nos hizo con detalles especiales.

Espero poder seguir aportando con mi testimonio y con la ayuda de mi mamá, abuelita, amigos y demás familiares a que la Fundación de Niños San Jorge continúen haciendo tan excelente labor. También espero continuar creciendo mi amistad con amiguitos que he formado dentro de la Fundación como: Randal, Paloma y todos los componentes de la Fundación”

2